¡Pídeme matrimonio en Otoño!

Parece que fue ayer. Todavía recordamos cuando buscábamos planazos y destinos de verano para pedir matrimonio a vuestra persona especial. El verano se acaba (de hecho, cuando leáis este post tal vez ya se haya acabado), y nos toca pensar en la nueva estación. Tenemos que reconocer que el otoño nos encanta. No hay estación del año más romántica que esta. Para gustos colores, pero reconoceréis que en esto estamos casi todos de acuerdo. Los verdes, los amarillos, los ocres y los rojos, nos conquistan cada año un poco más.

Aprovechamos, y vamos a hacer un ejercicio mental (ahora también somos coaches. Es broma). Cierra los ojos e imagina esos colores cálidos, una luz tenue y el olor a tierra mojada. Un lugar bonito y bucólico, una peli, una canción. Una manta, de esas de antes, de lana gordita, de las que nunca se estropean aunque les salgan bolitas; una chimenea, una ventana con hojas cayendo detrás. Ni frío, ni calor. La temperatura adecuada para estar cerca. Sí, sabemos que ahora mismo suspiras.

A nivel espiritual es muy común ligar el inicio de estación a una nueva etapa, una  oportunidad para hacer cambios o iniciar nuevos proyectos. ¡No tienes excusa! Tampoco creemos que quieras una. Además, ¿sabéis también por qué el otoño es una época ideal para pedirle matrimonio? ¿Cuánto tiempo se necesita para preparar una boda? Esto es muy relativo, depende del tipo de boda que quieras. Sin embargo, lo común es tardar entre seis meses y un año. ¡Justo! No perdamos más tiempo. ¡Vamos allá con unas cuantas ideas para una pedida de mano en otoño perfecta!

Pedida de mano en el Valle de Arán. Escapada de mil colores.

Es uno de nuestros preferidos. El Valle de Arán se tiñe de magia cada otoño. Los colores anaranjados inundan los bosques araneses antes del invierno. No hay nada como ponerse las botas de montaña y salir a caminar por los bosques de abedules, fresnos, hayas y robles; ascender a alguna montaña o contemplar sus saltos de agua, como el de Salut deth Pish, una auténtica atracción natural. Embelesados con la variedad cromática de sus bosques, podéis visitar muchos de sus encantadores pueblos, como el pintoresco de Bausen, con un bosque mágico de hayedos. Vielha, Arties, Salardú, Unha, Bagergue (uno de los pueblos más bonitos de España), Tredós, Vilamós, Sant Joan de Torán, Caneján… Pocos lugares hay más románticos en otoño que este.

No sabríamos decirte un sitio en concreto donde hacer tu pedida de mano. Todos y cada uno de ellos son ideales como puesta de escena perfecta. Cualquiera de sus pueblos, sus bosques, sus puestas de Sol; sus alojamientos y refugios, donde sacar esa mantita de lana y ver una peli con una buena taza de chocolate caliente. En un lugar donde se pueden ver las estrellas como en ninguno, nos pega este Solitario de oro blanco de 18 quilates modelo Roma, con un diamante engastado en 6 garras triangulares planas. Y, una vez escuchado el ‘sí, quiero’, os recomendamos no perder mucho tiempo y pensar en vuestras alianzas de boda con tiempo, sobre todo, si queréis que sean personalizadas, a vuestro estilo y gusto.

Como película para ese día mágico en el Valle de Arán os recomendamos ‘La casa en el lago’, protagonizada por una pareja de ficción con química eterna, Sandra Bullock y Keanu Reeves, y rodada en los meses de otoño en las proximidades de Chicago.

La Garrotxa. Pedida de mano con ‘erupción’ de emociones.

Situada en el norte de Girona, en esta comarca podemos disfrutar de valles profundos, encinares y robledales, pero no solo eso. En la zona sur hay más de 40 volcanes y varias coladas de lava que forman un paisaje mágico. En una escapada romántica a La Garrotxa podréis hacer actividades en plena naturaleza, pero también disfrutar de muchos rincones de interés cultural como son sus pueblos medievales. Lugares únicos donde perderse, donde encontrar un momento íntimo para hacer esa proposición en la que estás pensando. Uno de ellos es esa postal típica de La Garrotxa, el pueblo de Castellfollit de la Roca, sentado sobre una de las coladas basálticas. Un telón de fondo insuperable.

Es aquí donde nos hemos imaginado esa pedida de mano en pleno otoño. Como anillo de compromiso, te recomendamos este: una Sortija de oro blanco de 18 quilates modelo Lisboa, con 11 diamantes en carril. Piedras preciosas que simbolizan (para nosotros, en esta situación) todos esos volcanes que, ahora, hacen erupción en vuestros corazones. Seguimos con unas alianzas de boda clásicas en oro amarillo de 18 quilates con acabado diamantado de la marca Argyor. Una combinación preciosa.

¿Película para esa noche de dos? Nos vamos a 1996 para traer al presente ‘Sol de otoño’, un título argentino rebosante de ternura entre dos personas que han rebasado el ecuador de sus vidas y ahora solo quieren amar y ser amados. ¡Ponemos en valor el calor del amor!

Ourense. Magostos y baños termales.

No suena mal, ¿no? En Ourense os podéis perder entre paisajes fluviales engalanados con el ocre estacional, con una bajada de temperaturas que hacen aún más apetecibles sus baños termales. Un viaje para visitar también la Ribeira Sacra, Allariz o Ribadavia. Cualquiera de estos tres destinos es espectacular telón de fondo para una pedida de mano perfecta. Además, en otoño Ourense se llena de fiesta. Destacan dos celebraciones ligadas a la naturaleza que nos hacen viajar al Ourense más ancestral: la noche de Samaín, con su desfile de calabazas antes de Todos los Santos, y el Magosto, declarado Fiesta de Interés Turístico de Galicia. Ritos y hogueras donde declarar tu amor eterno a esa persona especial con un Anillo Solitario de oro blanco de 18 quilates modelo Dublín. No podemos pensar en un anillo de compromiso sin imaginar las alianzas de boda. En este caso elegimos unos anillos bicolor con acabado satinado:

No podía faltar ‘Otoño en Nueva York’ en esta historia. Él es un gran chef, ella una chica carismática como pocas, dispuesta a enseñarle al cocinero qué es amar de verdad. Un recorrido romántico por las calles y avenidas de Nueva York en pleno otoño.

Los que aún estáis solteros, pero con ganas de compartir vuestro tiempo con alguien especial, tenemos una buena noticia. ¿Pensabais que la primavera era la gran aliada del amor? A las flores les dejamos la parte de la pasión (por aquello de que la sangre altera), pero ¿sabéis que, según varias investigaciones, es el otoño la época del año en la que más personas se enamoran?

Guiño.

Por cierto, tenéis más planes para una pedida de mano perfecta en otoño en este enlace.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
0
0
Tu carrito
No tienes nada en el carrito.
Calculate Shipping